La tecnología

El núcleo de la tecnología de Purtalytics es el material catalizador patentado, un ensamblaje de nanopartículas que purifican el agua sin degradarla. Se puede usar varias veces minimizando problemas de residuos asociados con tecnologías que acumulan contaminantes en lugar de descomponerlos.

Nuestro producto purifica agua a través de varios procesos fotoactivados complementarios. Los más importantes son la fotocatálisis y fotólisis.


Fotocatálisis

El proceso central de Puralytics es la fotocatálisis; es decir, la activación de nuestro material catalítico con luz de alta energía, en el rango de UV, generando pares electrón-hueco. Estas cargas reaccionan con el agua descomponiendo contaminantes y desinfectando. 

El aguejero interactúa con el agua para formar radicales hidroxilo altamente reactivos (·OH) en un proceso generalmente referido como la oxidación fotocatalítica. Este radical es un oxidante que interactúa con enlaces de carbóno de cualquier contaminante descomponiéndolos. El electrón participa en reacciones de reducción con oxígeno o directamente con contaminantes.  Se forman especies reactivas de oxígeno (ROS), que a su vez, pueden participar en reacciones de oxidación.

El radical hydroxil y los ROS son altamente efectivos en descomponer contaminantes orgánicos. De forma similar, el radical hydroxil y ROS interactúan con microorganismos. La integración resulta un daño fatal para el microorganismo debido a la alteración de las membranas celulares, ADN y ARN. Con la fotocatálisis, los productos finales de degradación son dióxido de carbono, agua y las respectivas sales restantes de la descomposición de los contaminantes.  

Fotólisis

La fotólisis es la absorción de fotones con suficiente energía para desasociar directamente enlaces químicos. Las longitudes de onda más corta son altamente enérgicas y efectivas sobre un amplio rango de enlaces químicos. Las longitudes de onda entre 200 y 300 nm son categorizadas como germicidas o capaces de inactivar microorganismos como bacteria, viruses y protozoa.

Los productos de Puralytics emplean longitudes de onda en el rango ultravioleta (UV) que interactúan con químicos y patógenos en el agua directamente. Este mecanismo de desactivación interrumpe ADN y ARN celular dejando el microorganismo incapaz de reproducir o infectar.